Archivos Mensuales: marzo 2015

Los huesos de Cervantes

Antonio Ávila Pablos

A medida que se ha ido acercando el cuarto centenario de la segunda parte de El Quijote, y ya, próximo el de la muerte de su autor, se ha despertado el interés por localizar los restos de Cervantes. Los medios de comunicación llevaban meses dando cuenta de los progresos de las investigaciones llevadas a cabo en la iglesia de las Trinitarias, de Madrid. Y, ahora que parece (faltan las prueba de ADN) que se ha llegado a “identificar” algunos de sus huesos, el éxito y la resonancia mediática se me antojan nimios en comparación con el acercamiento de los lectores a la obra cumbre de nuestro primer escritor desde el primer momento de la publicación.
La polémica está servida. Ya se oyen voces críticas contra la utilización mediática, política, y hasta turística, de lo que se considera un gran acontecimiento. Ya también se ha apuntado que el coste de estas investigaciones no se hubiera dedicado al fomento de la lectura. Pero no es preocupante el “derroche económico”, porque es seguro que ese dinero se recuperará con creces cuando se ponga a funcionar a pleno rendimiento la maquinaria turística. Parece que las titulares del convento ya se lo están planteando, mientras ello no altere el desarrollo de su vida de clausura.
Pero, ¿en eso ha de quedar la figura de Cervantes? No parece razonable. El eterno debate de qué hacer con los restos de nuestros escritores ilustres, una vez muertos, no debería limitarse al culto y al mercadeo de las reliquias, como ha ocurrido con tantos y tantos “hombres y mujeres de Dios”. ¿Qué hacer, entonces? Sigue leyendo

Rebelión en Verne

Julio Verne está desanimado y acaba de abandonar su novela Dos años de vacaciones. Los protagonistas de la historia se hallan atrapados en una isla del Pacífico, donde el tiempo se ha detenido y el invierno se eterniza. Cansados y desesperados porque la historia no avanza, Briant y Doniphan deciden explorar qué hay más allá del abismo oscuro que interrumpe su aventura y emprenden un fascinante viaje por las páginas de las novelas más célebres de Verne para encontrar la llave que les abra la puerta al ansiado desenlace.

Desde Dos años de vacaciones hasta Veinte mil leguas de viaje submarino, pasando por De la Tierra a la Luna y La vuelta al mundo en ochenta días, una aventura ambientada en el universo de Julio Verne.

No mía

José Mª Agüera Lorente

Si confeccionáramos una relación de los problemas más sobados a lo largo de la historia de la filosofía, en ella tendría que figurar sin duda el de si existe el progreso moral: ¿de verdad existen pruebas de objetividad irrefutable que demuestren que desde que el ser humano viene haciendo de las suyas sobre la faz de este sufrido planeta ha experimentado una mejoría en su condición moral? Aún hoy se publican sesudos libros sobre el particular de reputados autores. No seré yo, pues, quien se atreva a definirse en términos absolutos. Pero en los momentos en que lucho a brazo partido contra mi pesimismo temperamental, para sobreponerme a él pienso en la mujer. Porque me digo a mí mismo que esa prueba concreta, objetiva y empíricamente contrastable del dichoso progreso moral es la mejoría de la situación de la mujer a ojos vista en las últimas décadas. Bien es cierto que hay que circunscribirla a ciertas parcelas del mapa mundi, y que aún queda para que ser mujer no suponga una desventaja natural de partida. Sigue leyendo