Archivos Mensuales: marzo 2017

La voz dormida

Joaquín Medina Ferrer

«Y contar la historia, para que la locura no acompañe al silencio.»
 

Comienzo a escribir esta reseña creyendo que no me va a salir bien del todo (¡vaya manera de empezar!). Y es que además de que mis habilidades literarias sean más bien escasas se une algo que pienso que va a lastrar todo el desarrollo de la reseña. No soy mujer.

Porque puede que sea necesario ser mujer para saber extraer del libro de Dulce Chacón todo su contenido poético y emocional, puede que sea necesario ser mujer para destilar y aquilatar suficientemente la ternura y la sensibilidad que se muestra en cada una de las pequeñas y a la vez grandes historias que se relatan a lo largo del libro.

Intentaré apelar a lo que de sentimental quede en mi alma para poder comentar el contenido de La voz dormida. Creo que en el mismo no debiera ser lo principal ni un análisis estilístico ni una comparativa con otros libros de temática similar ni ver si se corresponde con mayor o menor fidelidad a unas situaciones concretas.

Duce Chacón

Dulce Chacón llama directamente a la puerta de cada uno de nuestros corazones y espera que los abramos de par en par, que dejemos salir a que se aireen y ventilen los miedos y las frustraciones por décadas guardados, que recordemos sin ánimo de venganza pero también sin miedos los dolores de nuestro pasado. Dulce Chacón da la palabra a quienes durante tanto tiempo solo tuvieron a su alcance silencios, a quienes ni en susurros pudieron contar su historia y permite, ¡por fin!, que narren su existencia sin tapujos, sin falsos heroísmos ni almibaradas complacencias, quienes sufrieron en su piel la dureza de la derrota. Sigue leyendo

Anuncios

El libro preferido de Isa Castillo

El texto que sigue apareció el curso pasado en la página creada por la revista Mercurio para publicar los comentarios o reflexiones de alumnado de 1º y 2º de ESO participante en el concurso Mi libro preferido. La autora, Isa Castillo, ya había colaborado en este blog con una estupenda crónica sobre el FicZone16, además de resultar ganadora del concurso de relato del curso pasado en su categoría con El más grande de los youkais.

Os invitamos a leerlo y a permanecer atentos a la publicación de los textos de los participantes de esta edición.

Las historias de terror del libro rojo de David

(un libro de José María Plaza publicado por edebé)

Como el título señala, es un libro compuesto por varias historias de terror entre las que quisiera destacar El estuche, La gata o El tatuaje, los cuales consiguieron meterme de lleno en historias caracterizadas por hechos misteriosos y sobrenaturales. Nunca imaginé que cosas tan corrientes como un inocente regalo, una pequeña obra de artesanía o un simple juego pudieran ser protagonistas de extraños sucesos e incluso, culpables de muertes. Esta característica fue la que me llamó la atención y me envolvió en esos ambientes. Consiguió hacerme desconfiar de lo usual y hacerme recordar algunos de esos relatos años más tarde.

Todo niño ha jugado al escondite, muchos deciden hacerse tatuajes y a cualquiera le apetece dar un paseo por el campo con unos amigos…Sin embargo, es probable que tras leer este libro no parezca algo tan inofensivo y se podría llegar a creer que no va a regresar.

Las historias contenidas en el libro nos hacen pensar sobre lo que hay más allá de lo que vemos y llegar a la conclusión de que no sabemos realmente que nos rodea, atemorizarnos por ello y caer presa de un mundo en el cual lo que creemos verdad y la ficción no son dos cosas tan distantes.

Al leer este libro se tiene la sensación de que te observan, igual que a ese chico de uno de los capítulos, de que hay un algo del que no podrás huir hasta haber completado la lectura. Al final, acabamos por comprender que no estamos solos y no sabemos cuando esas fuerzas se harán visibles ante nuestros ojos.

Visiting Braintree: a wonderful experience

El esperado complemento al aperitivo que titulamos Visita a Braintree: los testimonios de Carla Loubet, Chema Rodrígue, María Montoro y Antonio Ruano sobre la penúltima etapa de ese interesantísimo y necesario proyecto que se ha llamado Human Rigths R us . Sin duda una experiencia  inolvidable sobre la que estábamos deseando saber más.

Carla Loubet Martínez

Today, 7th February, Grace has woken me up at 5:30 in the morning. We have taken our meal, which it was prepared yesterday night, and we have gone to the school where the bus was. Once there, our London´s trip began.

London is a very crowded city. There you can see a lot of people with different origin, style, direction… And there are a lot of colourful traffic lights, too. Our first visit was to the Tower of London, where there are several old but elegant buildings. Moreover, you can learn a lot of history. After that, we´ve seen the London Eye, the Big Ben, the Tower Bridge… All of these amusement monuments are together! Finally, we´ve been in the Covent Garden,a beautiful area with a lot of shops. If you want to buy some souvenirs, you must go there. In addition, I´ve seen those famous red buses with two floors (what I didn´t know is that some of them have cafeterias inside because of the tea time) and telephone cabines.

In short, London has old and modern things, so it has a really attractive contrast. I wish come back here soon, because I´m sure there are more wonderful things I haven´t seen yet. Sigue leyendo

Desde la revista Yorokubu (de donde copiamos íntegramente este artículo de Mariángeles García) nos proponen un juego: ¿cuánto sabéis de Gloria Fuertes? Además de que fue una gran poeta para niños y de que es suya la sintonía de Un globo, dos globos, tres globos, ¿qué más conocéis de ella? ¿Sabéis dónde nació? ¿Sabéis que también hizo poesía para adultos y que es una de nuestras mejores escritoras del siglo XX?

Seguramente no, porque aquella imagen omnipresente de Fuertes en programas infantiles eclipsó a la gran poeta que era. El próximo mes de julio, esta escritora que nació en el castizo barrio de Lavapiés, en Madrid, cumpliría 100 años. Este será el año en el que —ojalá— te vas a hartar de leer reseñas sobre su vida y su obra, una poesía tan llana, tan alejada de versos rimbombantes y artificiosos y tan llena de humor aunque te esté hablando del dolor y la soledad que seguro te sorprenderá. Sigue leyendo

Encuentro con Luis García Montero

Hoy no ha sido un lunes como los demás: ha sido un lunes completamente viernes. Hoy hemos tenido la suerte de reencontrarnos con Luis García Montero. Y todos nos hemos reencontrado con él. Incluso ese centenar de alumnas y alumnos que por primera vez asistían al milagro por el que un poeta sale de la foto del penúltimo tema de su libro de texto para hablarles a cada uno de ellos al oído.

Después de la presentación de nuestro compañero Antonio Alcaide (en la que ha dejado de manifiesto lo difícil que resulta, no ya ser profeta, sino poeta en Granada), Luis ha tomado plena posesión de nuestra abarrotada biblioteca y nos ha dado, como siempre, una de esas lecciones de poesía para niños inquietos que se quedan para siempre grabadas en el corazón.

Si el corazón pensara dejaría de latir. Hoy habíamos comentado en clase el título de la primera derrota del libro de Alberto Méndez Los girasoles ciegos, pero no nos valen, ¡ay!, las conclusiones a las que habíamos llegado. El corazón de Luis piensa y no deja de latir al ritmo pausado de sus palabras, de su optimismo nada ingenuo de hombre ilustrado que cree en el futuro, de creyente en el diálogo con los jóvenes y con el joven que fue. Late al ritmo de las lunas que ya no son lunas, de las llamadas telefónicas, de los taxis en las noches de Granada, de los amores perdidos y de los que se encuentran para siempre.

De la Armilla que era la última estación de penitencia en el viaje de regreso a casa después de las vacaciones en Motril no queda hoy mucho. Si algún poeta vuelve a la biblioteca de nuestro instituto dentro de unos años, la recordará como el sitio de las largas colas para aparcar en el Nevada. La anécdota del largo y tortuoso camino a la playa le ha servido al poeta de anclaje perfecto para recordar su primer encuentro con la poesía en la voz ronca de su padre leyendo “La canción del pirata” y ese canto a la libertad que el pequeño Luis, que no regresaba nunca a tiempo a casa desde las alamedas del Genil, hacía suyo: “Y si muero, ¿qué es la vida?/ por perdida ya la di/cuando el yugo del esclavo/como un bravo sacudí.”

Vino después el encuentro sagrado con la poesía de Lorca en el espacio sagrado y prohibido (todo lo sagrado está prohibido) de la habitación de invitados donde su padre guardaba su biblioteca. Y el tocadiscos que el padre Díaz llevó un día a una clase para que sus alumnos de los Escolapios escucharan la voz de Machado en la voz de Serrat.

La emoción de aquel niño que con su dinero paga su primer disco, alcanzó todo su significado el día en que Serrat lo llamó para decirle que había puesto música a uno de sus poemas. A veces encajan todas las piezas del puzzle y el aire se serena y viste de hermosura y luz no usada…

El niño precoz que escribía poesía mientras otros jugaban al fútbol tuvo la suerte (al saber lo llaman suerte) de gozar de la amistad del único superviviente de la Edad de Plata de nuestra literatura. Con veintidós años sigue bebiéndose la poesía y le gana una pequeña batalla al imposible escudero de Garcilaso: un furtivo beso a una estudiosa alemana en la puerta de un hotel es el galardón. Pero mucho más allá de esa apuesta y de la poesía y de la historia, con Alberti aprende algo fundamental: que hay que tomarse en serio a los jóvenes. Y que los jóvenes deben escuchar a sus mayores, que el diálogo generacional es posible y deseable. Hoy lo estamos experimentando.

Más allá de su deliberado torpe aliño indumentario, vuelve a estar don Antonio Machado en la base de la otra sentimentalidad: el poeta no es un raro que se parapeta orgulloso en una torre de marfil, el poeta es gente, gente radicalmente historia, gente que con lo que siente y lo que dice (“palabra en el tiempo”) hace la historia y que tiene que hacerse consciente de la responsabilidad moral que eso acarrea.

Luis nos regala la explicación sobre la mañana en la que se concibe el poema “Mujeres”. Y el aplauso brota espontáneo después de esa lectura que nos emociona justo dos días antes del 8 de marzo. Que la vida te trate dignamente…

Mañana de suburbio
y el autobús se acerca a la parada.

Hace frío en la calle, suavemente,
casi de despertar en primavera,
de ciudad que no ha entrado
todavía en calor.
Desde mi asiento veo a las mujeres,
con los ojos de sueño y la ropa sin brillo,
en busca de su horario de trabajo.

Suben y van dejando al descubierto,
en los cristales de la marquesina,
un anuncio de cuerpos escogidos
y de ropa interior.
Las muchachas nos miran a los ojos
desde el reino perfecto de su fotografía,
sin horarios, sin prisa,
obscenas como un sueño bronceado.

Yo me bajo en la próxima, murmuras.
Me conmueve el recuerdo
de tu piel blanca y triste
y la hermandad humilde de tu noche,
la mano que dejaste
olvidada en mi mano,
al venir de la ducha,
hace sólo un momento,
mientras yo me negaba a levantarme.

Que tengas un buen día,
que la suerte te busque
en tu casa pequeña y ordenada,
que la vida te trate dignamente.

Aunque no tengamos fácil hablar de las cosas que suele llevarse la prisa, la hora escasa ha dado para mucho, incluso para metáforas sobre crisis y enfermedades. Y el necesario diálogo se produce: títulos, vista cansada, niñas que no conocen la palabra resaca, el momento en que otra niña que ve MYHYV se entere de que su padre es el autor de la canción de Quique González que le gusta…

Ya con el resto de los compañeros de vuelta a su última clase, un alumno elige a Luis para pedirle consejo sobre su futuro: es músico y tiene miedo de apostar por lo que le gusta. Seguro que no olvidará una respuesta que retoma las palabras de Juan Ramón a Fernando de los Ríos sobre Lorca: «Su poeta vino y me hizo una excelentísima impresión. Me parece que tiene un gran temperamento y la virtud esencial, a mi juicio, en arte: entusiasmo».

Hora de despedirse y de plasmar una dedicatoria. No me he traído los libros y, además, la que yo quiero ya está escrita:

Si alguna vez la vida te maltrata,
acuérdate de mí,
que no puede cansarse de esperar
aquel que no se cansa de mirarte.

Quien se haya quedado con ganas, que busque en sus libros.

Las chicas son guerreras

Hace ya un par de semanas que tenemos en la biblioteca una joyita esperándoos. Irene Cívico y Sergio Parra han reunido las vidas alucinantes de veintiséis superguerreras en una preciosidad de libro bellísimamente ilustrado por Núria Aparicio. Muy famosas algunas; otras no tanto, todas han hecho cosas increíbles por las que se merecen estar en el olimpo de los dioses. Que debería ser también el olimpo de las diosas, así que…¡id haciendo un huequecito para conocerlas!

9788490438121_7538a9ee47763c59f27f6c3e925ac5bb8a991742

Mediante textos distendidos y divertidos y originales ilustraciones, este precioso libro regalo presenta a 25 chicas muy distintas que han triunfado en un mundo dominado por los hombres. Tenemos a chicas geek como Ada Lovelace, hija de Lord Byron que inventó la programación, o a Ángela Ruiz-Robles, la maestra que inventó el libro mecánico y anticipó el ebook; chicas brillantes como Marie Curie, la inventora de la radiografía, chicas de armas tomar como Rosa Parks, la afroamericana que le plantó cara al racismo y se convirtió en leyenda; chicas viajeras, como Nellie Bly, la primera chica en dar la vuelta al mundo ( y más rápido que Phileas Fogg!) y, por supuesto no podían faltar las chicas artistas como Virginia Woolf, Susan Sontag o Mary Shelley, la madre de Frankenstein.

¿Queréis ir abriendo boca?

Aquí tenéis una vista previa de algunas páginas del libro o, si lo preferís, un fragmento del texto.

Para los más perezosillos, el 8 de marzo (Día Internacional de las Mujeres) unas compañeras de 2º de ESO harán una presentación sobre estas chicas.

Recogemos algunas de las opiniones que se han publicado sobre el libro:

«[…] un precioso libro ilustrado, Las chicas son guerreras, donde reúne las sorprendentes y pocas conocidas biografías de 26 mujeres que cambiaron el mundo. (…) Un buen regalo para que los más jóvenes conozcan la otra parte de la historia que no se estudia en las aulas ni aparece en los libros de textos. Y que ellas aprendan, con el ejemplo de estas increíbles “chicas guerreras”, que con valor y fuerza de voluntad pueden hacer realidad sus sueños y llegar tan lejos como se propongan.»
Cristina Morató, Mujer Hoy

«Este libro hace un repaso cronológico sobre figuras femeninas de un ámbito muy variado, desde Hipatia de Alejandría, Ángela Ruiz Robles o Susan Sontag, hasta la valiente Malala o sorprendentemente Lady Gaga, cuyo denominador común es la actitud rebelde que cambia el mundo.»
Artes y Letras, Heraldo de Aragón

«Han estado guardadas en el armario durante más tiempo de la cuenta. Hay millones de mujeres científicas, artistas, médicas, filósofas o exploradoras que han hecho que hoy el planeta Tierra sea menos cromañón. Pero en Las chicas son guerreras sólo cabían 26. Son las 26 elegidas para que los niños y adolescentes descubran a grandes mujeres con las que probablemente no se toparán ni en sus libros de texto, ni en las películas, ni en Snapchat.»
Yorokobu

«Un genial compendio de veintiséis mujeres rebeldes que cambiaron el mundo.

Un libro pensado para un público infantil y juvenil pero que encantará a todos los que pongan sus ojos encima, tengan la edad que tengan. [#] Las chicas son guerreras viene a sumarse a lo títulos que están intentando acercar el pensamiento feminista a lectores de todas las edades, algo cada vez más necesario.»
Papel en blanco

«Un acierto 100%.»
Andreo Rowling, Youtube