Descanso

Con ternura, con paz, con inocencia,
con una blanda tristeza o el cansancio
que viene a ser un perro fiel que acariciamos,
estoy sentado en mi sillón y soy feliz,
y soy feliz
porque no siento la necesidad de pensar algo preciso.

Con una fatiga que no es un desengaño,
con un gozo que no alienta esperanzas,
estoy en mi sillón, y estoy
en algo que quizás sólo es amor.

Sé que floto
y nada me parece sin embargo indiferente;
sé que nada me alegra ni me duele
y que sin embargo todo me enternece;
sé que eso es el amor,
o que quizá solamente es un dulce cansancio;
sé que soy feliz
porque no siento la necesidad de pensar algo precis

Gabriel Celaya

Anuncios

Un pensamiento en “Descanso

  1. Carolina Vílchez

    La relajante descripción que se hace en el poema sobre la felicidad y el descanso real me parece genial.
    La paz, la tranquilidad al sentarte en tu sillón, ese flotar que se menciona son indicadores de felicidad y amor.
    Las verdaderas vacaciones son las que no te hacen pensar algo preciso, ni atarte a un horario, ni sentirte presionado por las responsabilidades.
    Bello poema con el que yo también os deseo ese verdadero descanso veraniego de paz y descanso del alma.
    Buen verano¡

    Me gusta

    Responder

¿Quieres dejar un comentario? Estamos deseando saber qué piensas....

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s