Falacias argumentativas: para aprender a argumentar y que no te lleven al huerto

Según Wikipedia,  una falacia (del latín fallacĭa) o sofisma (del latín sophisma, y este del griego σόφισμα, sofisma) es un razonamiento incorrecto que aparenta ser correcto. Se ha de señalar que una falacia no es tal porque la conclusión sea falsa, sino porque el razonamiento es erróneo. Es un argumento que no tiene validez ya que las razones dadas para soportarlo no están relacionadas con el tema, aunque parecen estarlo. Se apoyan en las formas de la lógica y de la teoría de la argumentación, pero solo para parecer válidas, sin llegar a aplicar de forma estricta sus mecanismos. Las falacias pretenden ser persuasivas, es decir, han de parecer argumentos sensatos para el receptor.

Hoy, Día Mundial de la Filosofía, os presentamos una serie de infografías para que no os las den con queso:

Apelar a las emocionesApelar a la mente Deducción errónea Confusión de causa y efecto Manipulación de contenidosEn el ataque

Anuncios

¿Quieres dejar un comentario? Estamos deseando saber qué piensas....

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s