Los pasos encontrados 4: Nones y pares

Lo prometido es deuda. Un capítulo de una novela juvenil que al final no es tan juvenil, escrita por alguien que se parece lejana o cercanamente a mí.

F1050023

En los capítulos impares -nones- un triángulo (siempre son amorosos o de las Bermudas y en ambos desaparecemos) entre chicos de un pueblo imaginario -o no- de Granada. Dos chicos, una chica. En los capítulos pares la historia de cómo escribió la novela un tal Antonio que da clase en el instituto real de ese pueblo ya no imaginario. En el lado de la realidad también pasan cosas y al final los dos planos se mezclan con algún guiño a esos relatos del realismo mágico que tanto nos gustan a los profes. Me adelanto: ¿por qué Nones y pares? Porque ya había varios libros que se titulaban Pares y nones. Si alguien quiere seguir tirando del hilo, como la novela todavía no está publicada, puede pedir el pdf en este correo: alcaidesoler@yahoo.es

Os dejo el capítulo 4, del lado “real”

 

CAPÍTULO 4
Juan y Óscar se toman siempre cinco o diez minutos antes de subir a clase. Ahora con el buen tiempo de esta reciente primavera los puedes ver al lado de la fuente, en el patio, al solecito. O un poco más lejos, en la esquina del banco, mirando hacia el barrio, como si
el instituto tuviera sus barrotes imaginarios más finos por aquel lado. No importa lo que les digan o los castigos que puedan caerles. Llevan sus minutos de libertad antes de las clases más pegados que un piercing a un labio.

– Corre, tío, me parece que la Maria Jesús está en la escalera.

Juan, un mocetón gitano de sólo catorce años, mira a Óscar, también gitano, pero mucho más delgado. En el banco se está bien. El sol calienta la tez morena de los dos amigos, quizá primos lejanos. A todos los profesores nuevos les extraña que sus alumnos gitanos se apelliden Heredia o Jiménez. Hay hasta seis o siete Josés Heredia Heredia.

Los profesores de guardia no suelen bajar hasta aquel rincón. Es como si quisieran ser cómplices de esa pequeña rebeldía. Pero Maria Jesús, la Jefa de Estudios, podría en cualquier momento mandar a alguno en plan comando o pasarse ella misma, lo que es
sin duda peor.

Cuando suben hacen la parada habitual en el servicio, donde a veces empiezan un cigarrito. Hoy perderán los puntos con los que el maestro de lengua, un pedagogo aficionado, intenta que valoren la puntualidad.

Entran con una sonrisa abierta en la cara, sin cuaderno ni boli. Intentan colarle a Antonio el rollo nº 32, el de que uno se encontraba mal y el otro le ha acompañado al servicio. No sirve. Fingiendo más enfado del que en realidad siente, el profesor les recuerda que saben perfectamente que tienen que pedir permiso primero, llegando a
tiempo a clase.

Cuando se sientan al lado de la ventana para respirar algo de libertad al menos, ven que sus compañeros están trabajando sobre el capítulo 4 de esta historia:

Juan y Óscar se toman siempre cinco o diez minutos antes de subir a clase…

Antonio Alcaide

 

loja

 

Anuncios

Un pensamiento en “Los pasos encontrados 4: Nones y pares

  1. Pingback: Lecturas recomendadas 3º y 4º de ESO | La historia interminable

¿Quieres dejar un comentario? Estamos deseando saber qué piensas....

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s