Viernes de lectura

El pasado viernes me disponía a hacer mi guardia habitual de quinta hora en la biblioteca, acompañado de “mi fiel escudero” Dani de 2º F, que a la sazón pasa conmigo esa hora trabajando o leyendo gracias a tener convalidada la música, cuando recordé que Reyes Sampedro, compañera de Geografía e Historia, me había comentado que vendría con sus alumnos y alumnas de PMAR de 3º para la puesta en común de su experiencia de club de lectura. Me lo había dicho con antelación por si molestaban ¿Molestar? ¿Un club de lectura en la biblioteca? Para nada.

robot leyendo

Y tuvimos mucha suerte. Nadie dejó sus tareas habituales en las clases (alumnado de 1º y 2º) para acercarse de “visita” por la biblioteca. Los chicos y chicas de PMAR se sentaron en círculo (“como los grupos de terapia en las películas” -bromeó una de ellos). Al club de lectura se sumó Dani, lector incansable, que fue el primero en comentar sus impresiones tras la lectura de El valle del miedo de Conan Doyle. Con su fácil palabra hizo una exposición muy amena sobre el libro de la que aprendimos que las películas han alterado un tanto las novelas originales de Sherlock Holmes: la famosa pipa del protagonista no era del modelo con curva y tampoco se dice en ninguna de las novelas la famosísima coletilla: Elemental, querido Watson.

Los alumnos del grupo de PMAR se quedaron sorprendidos por el nivel de un alumno de un curso inferior. Pero es que los cursos no tienen mucho que ver con la lectura. Leer te permite aprender a un ritmo diferente y tener conocimientos de chicos mayores o de los propios adultos.

Las sorpresas no habían terminado. El resto del grupo, ordenadamente y se notaba que disfrutando con la experiencia, comentaron su libro (a diferencia de los clubes de lectura habituales en los que todos leen el mismo libro, en esta ocasión cada miembro aportó una lectura diferente):

La magia del Grial y La espada de los Elfos, de Wolfgang Hohlbein y Heike Hohlbein.

Matilda, de Roald Dahl.

Diario de Nikki, de Rachel Renee Rusell.

Fairy Tail, de Hiro Mashima (mangaka japonés).

El libro de la selva, de Rudyard Kipling.

El diario de Greg, de Jeff Kinney. (4 diferentes).

Lo hacen todas… ¿Por qué yo no? de Yvonne Coppard.

El diario de Anastasia, de Carolyn Meyer.

Patria, de Fernando Aramburu.

Este último de la profe, que también participó como una más en el club. Comentó Reyes además que, cuando ella estudiaba, también participó en un club de lectura y evocó aquellas primeras lecturas tan ilusionantes como si estuviéramos allí todos.

Se supone que yo estaba trabajando en el ordenador, pero cada vez iba prestando más atención para acabar completamente absorbido por las palabras del grupo. Bonita clase, sencilla, participativa, donde todos aprendimos de todos y recordamos viejas lecturas o nos acercamos a libros por descubrir. Gracias a todos/as los que nos visitasteis por reconciliarnos con la educación con mayúsculas.

 

 

 

Antonio Alcaide

 

 

 

Anuncios

2 pensamientos en “Viernes de lectura

  1. Reyes

    Gracias Antonio. Por acogernos en la biblioteca y por asesorar siempre tan bien y con tanto entusiasmo a los muchachos.
    Los viernes se hacen más amenos gracias a esa hora de tranquilidad que da la buena lectura.
    Un saludo

    Me gusta

    Responder

¿Quieres dejar un comentario? Estamos deseando saber qué piensas....

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s