Archivos diarios: 19 noviembre, 2018

Microrrelatos contra la violencia machista (V)

21

Que nadie te ponga barreras

Como cada fin de semana, Claudia se dispone a afrontar nuevos retos.

¡Vete a fregar! ¡No sirves para nada! ¡Ya ha tenido que venir una mujer a pitar el partido! ¡Marimacho!…

Claudia, de 17 años de edad, lleva trabajando tres años como árbitra de fútbol. Tiene uno de los trabajos más complicados psicológicamente.

Un domingo de febrero por la mañana se disponía a pitar uno de los partidos más difíciles de la temporada. Eran equipos de dos pueblos cercanos y existía mucha rivalidad entre ellos.

Uno de los jugadores, a los quince minutos del comienzo, se dirigió a pegarle y tuvo que ser sujetado por sus compañeros. Claudia se dio un buen susto.

No obstante ella es valiente y le gusta lo que hace, por este motivo, todos los fines de semana, Claudia sale al verde a hacer lo que más le gusta, el fútbol.

Claudia Sofía Molino Ruiz

22

Hoy no importaban mis datos. Nunca fueron necesarios, hasta bajarme de aquel autobús, cansada de tanto trabajar. A los pocos segundos o minutos, no lo recuerdo bien, lo sentí encima de mí rasgándome las ropas y ladrándome palabrotas. Volví a perder la noción del tiempo, y cuando logré abrir los ojos, la luz blanca bloqueaba mi mirada. Respiré tranquila al saber que estaba a salvo, y fue cuando me preguntaron por mis datos. Les conté a la guardia civil y al personal médico lo ocurrido. Aprendí y decidí, aun cuando la depresión intentaba ganarme mi estado mental, que no debía quedarme callada, tenía que gritar: ¡Nooooo más violencia!

Salah Aftouh 1º Bachillerato C

23

La dulce niña y el niño valiente

Compórtate como una señorita, llora y te desahogas, no te sientes así, que eso es de hombre.

No llores, machote, que eso es de chicas, gritas como una niña…

Y así, comenzamos a crear a las futuras mujeres sumisas y a sus maltratadores.

María Menacho Fernández

24

En cuanto volvió a abrir los ojos se encontraba en su deseada habitación, en su hogar y en frente de él, ese maldito espejo de la tienda de antigüedades,  que le transportó a esa extraña dimensión, de la que añoraba los buenos momentos vividos con John y los demás. Pero Jimmy notaba algo diferente, ¡el espejo se había resquebrajado! por esto perdió todas sus capacidades, menos la de poder reflejar. Jimmy, con un suspiro de alivio, fue hacia la puerta de su cuarto y comprobó con estupor que las letras del póster de la puerta estaban del revés; seguía dentro del espejo.

José Manuel Zubeldia Gutiérrez 1ªBach  B

25

Las tijeras

Era sólo por amor, sólo porque lo quería, demasiado. Córtalo de raíz, siempre me decían, escuchando con oídos taponados con amor.

Tan sólo un bastoncillo de la caja me ayudó, tan sólo una gota de betadine, tan sólo una noticia, casi convertida en diaria, de una como yo que ya no está; me sirvió para poder coger las tijeras de podar , para quitarme las malas hierbas de encima

Esas tijeras dan vida, o te la salvan, pero no todas llegan a cogerlas a tiempo.

Paula Morillas Maroto 1ºBACH B

26

Mi sueño:El día amaneció triste y oscuro…pero eso no será un problema: Tengo la certeza de que con mi constancia,lo lograré,esto acabará; La Mirada: Siempre se dijo que son el reflejo del alma. Esconden toda la verdad sobre el ser. Cuánta vida pueden reflejar…pero a su vez, cuánta maldad;La felicidad: Todos buscamos esa chispa diaria que nos haga brillar y suspirar para decir: vale la pena intentarlo. Luego, la vida te demuestra que son sólo segundos en una inmensidad.

Sergio Adán

27

El callejón

Ya han pasado dos años desde que no ve, ni tiene contacto con su ex-novio.

Lo había pasado muy mal, aunque ahora disfruta de la vida.

Todo empezó cuando de la nada, su novio le dio una bofetada mientras hablaban, ella se sorprendió tanto que lo dejó, y todo quedó ahí.

Pero un mes después, ella iba con prisa hacia la universidad y alguien llamó su atención, era él, la agarró bruscamente la llevó a un callejón y abusó de ella. Aún sigue sin saber porqué lo hizo.

AINHOA VELÁZQUEZ ARQUELLADAS 1ºB

Anuncios