Archivos diarios: 21 noviembre, 2018

Microrrelatos contra la violencia machista (VII)

27

La vi salir del portal de enfrente como todos los días, pero hoy lucía diferente. Hoy no escondía los ojos detrás de unas oscuras gafas de sol, o los brazos, con largas mangas, aunque hiciera mucho calor. No. Hoy no.

Puedo verla derrochando felicidad… y cansancio, porque llevaba consigo unas grandes maletas. Ya no parecía triste, o como si se fuera a romper en cualquier momento, tampoco la veía tensa, como cuando iba con su pareja…

Bajó los últimos peldaños, miró, durante un momento hacia su edificio, y se alejó con grandes pasos que derrochaban seguridad, y algo más… libertad.

Si no fuera un simple muro, me hubiera acercado a ella, solo para preguntar el porqué de ese cambio tan maravilloso.

Aurora Borreguero Martinez 4ºB

28

Despertando de un mal sueño

Desperté en medio de un bosque, con muchos árboles a mi alrededor. La escena era siniestra… ¿Queréis saber cómo he llegado hasta aquí?

Todo comenzó el primer día de instituto. Estaba muy nerviosa porque por fin empezaba la ESO y cuando entramos a clase, vi a un chico que me gustó. Era alto, con el pelo castaño, los ojos azules y parecía muy simpático. A los pocos días nos hicimos amigos y más tarde comenzamos a salir. Poco a poco se fue transformando, ya no me parecía tan simpático, me decía como tenía que vestir, con que amigas debía juntarme, a quien podía aceptar en mi instagram… Cuando al fin yo no quise seguir así le dije que quería dejarlo, pero él no lo aceptaba, corrió tras de mí, hasta un bosque…y ahí me di cuenta que debía despertar de aquella pesadilla.

Rafael Rivero Castillo (1ºD)

(La violencia no sólo es de mayores)

29

Fénix

Dice la leyenda,que cuando un Fénix muere, es capaz de renacer de sus propias cenizas, volviendo más fuerte y poderoso. Ana es una mujer Fénix. Ana volvió a renacer de ella misma cuando casi muere. Ana vivió 11 años bajo palizas,gritos e insultos , haciéndole débil. Pero un día, cuál Fénix, voló alto. Muy alto. Tan alto hasta que esa violencia se esfumó. Desde ese instante, Ana lucha por liberar a todas las mujeres Fénix que viven en jaulas oscuras y frías. Ana no parará hasta que todas las Fénix, rompa sus grilletes y alcen sus vuelos como ella hizo.

Álex Molina Pérez, 4ºD

 

30

Eran las 3:00 de la madrugada cuando me despertó el timbre de la puerta .

Aturdida , salí de la cama intentando hacer el mínimo ruido posible y me acerque a la mirilla. No veía nada al otro lado de la puerta pero pisé un papel en el suelo . Mi mente se negaba a aceptar que me había encontrado , pero ese olor que desprendía el sobre hizo que mi corazón rompiera el silencio de la noche . Supe enseguida que mi pesadilla volvía a empezar de nuevo con aquel HOLA CARIÑO.

Caí desplomada al suelo…

Andrea Gutiérrez Ciobanu 1º ESO D

31

Soplemos valientes

Mi amiga me dijo que la selva la miraba con deseo, que le había prometido buena vida, que la iba a tratar muy bien, que no se iba a arrepentir y se adentró antes de que me diese cuenta.

La frondosidad hacia que penetrara más y más… y menos la veía yo. Él era más rápido y listo, pero nunca dejé de perseguir a mi compañera.

Ella corría o.. ¿Se la llevaban a la fuerza?. Se sentía comoda… antes de caer por el precipicio.

Cuando por fin la encontré, estaba rota, con grandes heridas que le había hecho la selva, pero ella insistía en que fue su culpa.

Solo me dijo que queria tener otra vez su voz, y yo solo le pedí que se cogiera a mi alas para recomponer todo el daño. Y juntas aprendimos a volar hasta convertirnos en un viento valiente, para poder despertar a cientos de vientos formando un huracán que tumbe a todas aquellas selvas.

Mª José Butgardón 4ºESO D

Anuncios