Archivos diarios: 8 abril, 2019

Día Internacional del Pueblo Gitano

El 8 de abril se celebra el Día del Pueblo Gitano en todo el mundo (International Roma Day), para recordar la historia del pueblo gitano y rendir homenaje a las víctimas gitanas del genocidio nazi y de distintas persecuciones a lo largo de los siglos. Esta fecha, recuerda el Congreso Mundial roma/gitano celebrado en Londres el 8 de abril de 1971 en el que se instituyeron la bandera y el himno gitanos.

La Fundación Secretariado Gitano, ha lanzado una acción de sensibilización con el lema “Por un trato digno al pueblo gitano en los medios de comunicación”,  una llamada de atención a la sociedad sobre la imagen estereotipada con la que se sigue presentando a los gitanos y gitanas en algunos programas de televisión, basada en caricaturas y clichés, con el consiguiente daño para la imagen social del pueblo gitano.

Sigue leyendo

Anuncios

Club de lectura: El último amor del Gran Capitán

Joaquín Medina Ferrer

Para este mes de marzo teníamos encomendada la lectura de una novela que aúna historia y granadinismo (el corrector me señala, siempre atento, que esta palabra, granadinismo, o no existe o le resulta dudosa su existencia… pero todos los granadinos sabemos su significado). La obra en cuestión era El último amor del Gran Capitán, novela en la que la viuda de este conocido militar, celebrado héroe de variadas y numerosas campañas contra musulmanes, franceses y turcos, María Manrique, narra, cercano ya el final de su vida y desde esa perspectiva que solo confieren los años, la relación que ambos mantuvieron a lo largo del tiempo.

A la reunión que para comentar las sensaciones que nos había producido la lectura de este libro celebramos acudió su autor, el granadino Antonio Luis Callejón Peláez. Citar aquí que reside en la céntrica calle Duquesa no es baladí. Ya sabemos que el barrio de la Duquesa, y esta calle en concreto, recibe este nombre en atención a que fue allí donde se instaló María Manrique, duquesa de Sessa y de Terranova, para vigilar de cerca las obras de construcción del monasterio de san Jerónimo, lugar que se levantó a instancias suyas para albergar las tumbas del Gran Capitán y de sus familiares.

 

Parecería que había cierta predestinación en que Antonio, de dedicarse a la literatura, lo hiciera con este tema…aunque esto del destino no es algo que siempre se cumpla. Sin ir más lejos el nombre de la calle en donde habito es Julio Verne… y no pasa nada.

Sigue leyendo