Día Internacional del Pueblo Gitano

El 8 de abril se celebra el Día del Pueblo Gitano en todo el mundo (International Roma Day), para recordar la historia del pueblo gitano y rendir homenaje a las víctimas gitanas del genocidio nazi y de distintas persecuciones a lo largo de los siglos. Esta fecha, recuerda el Congreso Mundial roma/gitano celebrado en Londres el 8 de abril de 1971 en el que se instituyeron la bandera y el himno gitanos.

La Fundación Secretariado Gitano, ha lanzado una acción de sensibilización con el lema “Por un trato digno al pueblo gitano en los medios de comunicación”,  una llamada de atención a la sociedad sobre la imagen estereotipada con la que se sigue presentando a los gitanos y gitanas en algunos programas de televisión, basada en caricaturas y clichés, con el consiguiente daño para la imagen social del pueblo gitano.

En el vídeo, niñas y niños protagonistas de #YoNoSoyTrapacero (campaña lanzada en 2015 por la acepción del DRAE) aparecen de nuevo junto a otras personas adultas gitanas para mostrar su desaprobación a estos programas de TV y visibilizar así el daño que hacen a la imagen de la comunidad gitana.

En Granada, como en otras ciudades en todo el mundo, se ha celebrado hoy la Ceremonia del Río, un acto en el que se interpreta el himno gitano y se depositan flores y velas encendidas en el río.

Por si no tenemos idea del porqué de este día, tomo prestado del muro de un amigo unas cuantas razones:

  • En 1499 los Reyes Católicos aprobaron un decreto por el que los gitanos debían asentarse en una villa y ejercer un oficio payo so pena de 100 azotes y el destierro de los reinos de Isabel y Fernando antes de 60 días. Si reincidían se les cortaban las orejas y se les encadenaba durante dos meses, para luego ser esclavos de por vida de aquellos que los hubieran capturado.

  • – En 1586 Felipe II promulga una ley por lo que todo lo que vendieran los gitanos en ferias y mercados, si no contaban con la aprobación de un funcionario, sería considerado material robado.

  • – En 1619 el rey Felipe III dio seis meses de plazo a los gitanos para que se avecindaran en villas de más de 1000 habitantes, de incumplirlo: pena de muerte. A las mujeres gitanas se les condenaba a 200 azotes y 6 años en galeras por usar la lengua romaní, sus trajes típicos o tratar con ganado.

  •  Felipe IV prohibió a los gitanos salir de sus pueblos y se los otorgó como esclavos a sus captores. Los gitanos tenían prohibido el uso de armas de fuego. Había una lista de oficios prohibidos.

  • Felipe V, en 1717, prohíbe a los gitanos trabajar de cualquier cosa que no sea la labranza. Tampoco se les permite tener caballos. Mulas sí. Se les prohíbe acudir a los mercados. Un gitano condenado a muerte podía ser indultado si delataba a otro. Para declarar a alguien gitano bastaban cinco testigos, a menos que se los pillara hablando la lengua prohibida o llevando los trajes vetados. En 1745 se considera bandido a todo gitano que no esté en su localidad y se considera lícito matarlos aunque vayan desarmados.

  • -En 1749, los ministros del rey Fernando VI diseñaron un plan para erradicar al pueblo gitano del reino de España, confinándolos durante más de diez años en campos de concentración en los cuales miles murieron. Hablamos de La gran redada.

  • Carlos III revirtió en parte esto, pero premiaba con hasta 40 ducados a los payos que impidieran a los gitanos ejercer oficios vetados, se siguieron cortando orejas y se añadió la marca con sello al rojo vivo en la espalda, y se condenaba a muerte a todos los que volvieran a usar su lengua y su traje tradicional. El título de esta última normativa rezaba así: REGLAS PARA CONTENER Y CASTIGAR LA VAGANCIA Y OTROS EXCESOS DE LOS LLAMADOS GITANOS.

  • Los prejuicios aplicados a los gitanos durante el franquismo fue analizado por Xavier Rothea, investigador de la Université Paul-Valéry Montpellier III, en un estudio publicado por la Revista Andaluza de Antropología en septiembre de 2014. En ese estudio, el autor destaca que las personas de esa comunidad fueron “un contraejemplo social absoluto en la España franquista”: tanto las autoridades como los medios de comunicación y la Iglesia coincidían en presentarles como sinónimo de “suciedad” frente a la “limpieza” que, según la dictadura, encarnaba el “estándar social franquista”. En esa línea, también se presentaba a las mujeres gitanas como “disolutas” y promiscuas, a los niños como “retrasados” y a los adultos en general como perezosos y ladrones, frente a la “castidad”, el “culto al trabajo” y el “respeto a la propiedad privada” que patrocinaba el régimen. El “despiojamiento” también fue parte de esa estrategia.
Anuncios

¿Quieres dejar un comentario? Estamos deseando saber qué piensas....

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s