Archivo del Autor: bibliotecalbc

Versos con falda: “Hombres necios que acusáis”

Sor Juana Inés de la Cruz (1651-1695) es una adelantada a su tiempo que prefiere el aislamiento de la clausura y una relativa independencia de pensamiento antes que el sometimiento al yugo del matrimonio. El poema que sigue es una modernísima crítica la hipocresía y el egoísmo masculinos y la contradicción que supone que los hombres rechacen tanto a las mujeres que cometen pecado carnal como aquellas que son recatadas y no se entregan al acto sexual.
ARGUYE DE INCONSECUENTES EL GUSTO Y LA CENSURA DE LOS HOMBRES QUE EN LAS MUJERES ACUSAN LO QUE CAUSAN
Hombres necios que acusáis
a la mujer sin razón
sin ver que sois la ocasión
de lo mismo que culpáis:

si con ansia sin igual
solicitáis su desdén
¿por qué queréis que obren bien
si las incitáis al mal?

Combatís su resistencia
y luego, con gravedad,
decís que fue liviandad
lo que hizo la diligencia.

Parecer quiere el denuedo
de vuestro parecer loco
al niño que pone el coco
y luego le tiene miedo.

Queréis, con presunción necia,
hallar a la que buscáis,
para pretendida, Thais,
y en la posesión, Lucrecia.

¿Qué humor puede ser más raro
que el que, falto de consejo,
él mismo empaña el espejo
y siente que no esté claro?

Con el favor y el desdén
tenéis condición igual,
quejándoos, si os tratan mal,
burlándoos, si os quieren bien.

Opinión, ninguna gana;
pues la que más se recata,
si no os admite, es ingrata,
y si os admite, es liviana.

Siempre tan necios andáis
que, con desigual nivel,
a una culpáis por crüel
y otra por fácil culpáis.

¿Pues cómo ha de estar templada
la que vuestro amor pretende
si la que es ingrata, ofende,
y la que es fácil, enfada?

Mas, entre el enfado y pena
que vuestro gusto refiere,
bien haya la que no os quiere
y quejáos en hora buena.

Dan vuestras amantes penas
a sus libertades alas,
y después de hacerlas malas
las queréis hallar muy buenas.

¿Cuál mayor culpa ha tenido
en una pasión errada:
la que cae de rogada,
o el que ruega de caído?

¿O cuál es más de culpar,
aunque cualquiera mal haga:
la que peca por la paga,
o el que paga por pecar?

Pues ¿para qué os espantáis
de la culpa que tenéis?
Queredlas cual las hacéis
o hacedlas cual las buscáis.

Dejad de solicitar,
y después, con más razón,
acusaréis la afición
de la que os fuere a rogar.

Bien con muchas armas fundo
que lidia vuestra arrogancia,
pues en promesa e instancia
juntáis diablo, carne y mundo.

Anuncios

Versos con falda: Himno a Afrodita

Inauguramos sección con una antología de poesía escrita por mujeres que se irá configurando a diario y que comenzaremos con las grandes voces femeninas de la literatura universal (aquellas que, a pesar de todos los pesares, han conseguido hacerse su huequecito en la Historia de la Literatura) para continuar dando la palabra a toda una pléyade de mujeres cuyo verso debe leerse, recitarse y hasta gritarse para compensar tanto silencio.

Abrimos el telón con Safo de Lesbos (630-580 a.C) y su himno a Afrodita, Safo fundó en Mitelene una academia, en la que enseñaba arte, canto, danza y literatura a muchachas jóvenes. La décima musa, según Platón, dedicó a sus alumnas odas nupciales cuando se preparaban para casarse y amó apasionadamente tanto a hombres como a mujeres. No es de extrañar que dedicara un himno a Afrodita, la diosa del amor.

Inmortal Afrodita, la del trono pintado
la hija de Zeus, tejedora de engaños, te lo ruego:
no a mí, no me sometas a penas ni angustias
el ánimo, diosa.

Pero acude aquí, si alguna vez en otro tiempo,
al escuchar de lejos de mi voz la llamada,
la has atendido y, dejando la áurea morada
paterna, viniste,
tras aprestar tu carro. Te conducían lindos
tus veloces gorriones sobre la tierra oscura.
Batiendo en raudo ritmo sus alas desde el cielo
cruzaron el éter,
y al instante llegaron. Y tú, oh feliz diosa,
mostrando tu sonrisa en el rostro inmortal,
me preguntabas qué de nuevo sufría y a qué
de nuevo te invocaba,
y que con tanto empeño conseguir deseaba
en mi alocado corazón. ¿A quién, esta vez
voy a atraer, oh querida, a tu amor? ¿Quién ahora,
ay Safo, te agravia?
Pues si ahora te huye, pronto va a perseguirte;
si regalos no aceptaba, ahora va a darlos,
y si no te quería, en seguida va a amarte,
aunque ella resista.

Acúdeme también ahora, y líbrame ya
de mis terribles congojas, cúmpleme que logre
cuanto mi ánimo ansía, y sé en esta guerra
tú misma mi aliada.

II Jornadas de la Ciencia y la Tecnología

Del 13 al 22 de febrero celebramos en el centro la II Jornadas de la Ciencia y la Tecnología.

Os adjuntamos la programación y esperamos que las disfrutéis: ¡es un trabajo ingente, pero estamos convencidos de que merece la pena y de que vais a aprender a amar un poquito más la ciencia!

Miércoles 13

11:00 a 12:30

1º de Bachillerato

Video-conferencia sobre medio ambiente desde la Antártida

Viernes 15

11.45 a 12:45

4º de ESO

Charla-taller: Numerología y malabares. D. Jesús Castillo

Martes 19

11:45 a 13:45

1º y 2º de ESO

Talleres de Tecnología, Matemáticas, Física y Química, Biología y Geología

13:45 a 14:45

1º y 2º de ESO

Documental sobre medio ambiente

Miércoles 20

11:45 a 13:45

1º y 2º de ESO

Talleres de Tecnología, Matemáticas, Física y Química, Biología y Geología

13:45 a 14:45

1º y 2º de ESO

Documental sobre medio ambiente

Jueves 21

11:45 a 14:45

3º de ESO

Talleres de Tecnología, Matemáticas, Física y Química, Biología y Geología

Viernes 22

12:45 a 13:45

2º Bachillerato

Experimentos físico-químicos en el laboratorio

Del lunes 18 al viernes 22

ESO, Bachillerato, FP

Exposición de minerales en el escaparate del centro

Club de lectura: Fabulosas narraciones por historias de Antonio Orejudo

Joaquín Medina Ferrer

Hace unos días escuchaba a Antonio Orejudo, el autor de la novela que hoy reseñamos, decir en una tertulia radiofónica que una de las causas que posibilita que en los tiempos modernos en los que es tan fácil el acceso a los medios de comunicación sea cada vez más patente un mayor acriticismo, (si es que tal palabra está permitida), entre la población tiene que ver con la progresiva eliminación de los programas de enseñanza de lo que conocíamos como, fuera o no asignatura reglada, Comentario de texto.

Argumentaba Orejudo, puede que con una cierta deformación profesional, no olvidemos que es profesor de Literatura española en la universidad de Almería, que el comentario de texto, su aprendizaje correcto, era decisivo a la hora de analizar cualquier información y que ese análisis lo estaba echando en falta en la sociedad actual.

La voz de Orejudo sonaba a esas horas del fin de semana que la mayoría de las personas dedican a remolonear. Quienes pueden. Quienes puedan. Horas que, dicho sea de paso, los insomnes esperamos ya con ansia hartos de noches tan largas.

Estas palabras del escritor me llevaron inevitablemente a recordar que aún tenía pendiente la redacción de la reseña correspondiente a la lectura mensual de nuestro club. Hacía algún tiempo que yo, siguiendo una recomendación experta plena de superlativos, había comenzado a leer las Fabulosas narraciones por historias entremezcladas con otras obras. Por razones que no vienen al caso hube de interrumpir la lectura. He de decir que cuando más tarde en vez de reanudar la lectura de la obra la comencé de nuevo me gustó aún más. Sigue leyendo

Charlando con autores

Próximamente tendremos la suerte de contar con un nuevo encuentro literario con un autor con muchas cosas interesantes que contarnos. ¡Y no solo desde sus libros!

Si el pasado lunes 4 de febrero fue Alejandro Pedregosa, el autor de O, quien despertó nuestro interés por sus historias (escritas y vividas) desde el programa ¿Por qué leer a los clásicos? , el próximo 4 de marzo será Juan Manuel Gil (autor, entre otras, de la hilarante Mi padre, un western) quien venga a mantener un encuentro con el alumnado de 4º de ESO gracias al programa Encuentros literarios.

Ambas actividades se enmarcan en el programa del Ministerio de Cultura y la Dirección General del Libro.

 

IV Semana del emprendimiento

La semana del 11 al 15 de febrero celebraremos la IV Semana del Emprendimiento del IES Luis Bueno Crespo. Se han programado una serie de charlas, talleres, mercadillos a los que toda la comunidad educativa está invitada.

Adjuntamos el programa de actividades.

Durante los recreos tenemos programadas varias actividades:

Venta de productos textiles elaborados por el alumnado de Patronaje y de Moda y Confección. Los comercializa y vende el alumnado de Comercio.

– Lunes, miércoles y viernes se explicará, mediante demostración, el funcionamiento de una impresora 3D, en el aula 30.

Torneo de Ajedrez, en los términos que ya nos explicó el compañero por Helvia.

– Jueves 14 de febrero, mercadillo del día de los enamorados, para sorprender a esa persona tan especial.

Desde la coordinación del programa Innicia esperamos que disfrutéis con todas estas actividades y os animamos a participar en ellas.

Club de lectura: Los cuatro jinetes del apocalipsis de Vicente Blasco Ibáñez

Joaquín Medina Ferrer

La realidad supera a la ficción. Es este un dicho al que nos remitimos con cierta frecuencia cuando algún suceso que ha acontecido realmente nos resulta tan extraordinario que pensamos que ni el mejor novelista pudo haberlo ideado como parte del argumento de su obra.

¿Y a  propósito de qué puedo hacer uso de  este casi aforismo cuando se trata de la  reseña de una obra como Los cuatro jinetes del Apocalipsis, la última novela leída en nuestro club? Pues  me parece que puede ser pertinente en dos sentidos, de una parte en relación a la biografía de su autor, el escritor valenciano Vicente Blasco Ibáñez; de otra, en relación al objeto principal de lo narrado en la obra citada, la Guerra.

Vayamos por partes:

Fue Blasco Ibáñez un personaje singular. Por muchas razones. Y sin embargo, cuando los que ya tenemos una edad estudiábamos literatura en aquellos  magníficos, y densos,  volúmenes  llevados de la mano de don Fernando Lázaro Carreter y llegábamos a los umbrales del siglo XX, la figura de Blasco Ibáñez  no parecía gozar de un reconocimiento similar al de otros autores coetáneos. En pocas  líneas se le despachaba. Se estudiaba junto a Clarín y a Emilia Pardo Bazán; se decía de él que era un autor naturalista; se le relacionaba con el francés Emile Zola; se mencionaban sus obras más ligadas a la tierra valenciana…y como mucho se hacía referencia a sus incursiones como guionista en el entonces naciente mundo de Hollywood.  Recuerdo que  alguno de aquellos profesores de los últimos cursos del bachillerato hacía un  comentario que intentaba  justificar  ese escaso  reconocimiento en que para los grandes autores de la generación del 98, quienes, según aquel profesor, eran los que habían dictaminado qué nombres debían formar parte del Olimpo de las letras hispanas, Blasco era poco  más que un periodista con ínfulas de escritor.

Blasco Ibáñez por Vázquez Díaz

Ahora, con bastantes más años, al hilo de la lectura de Los cuatro jinetes del Apocalipsis, buceo en la biografía de Blasco Ibáñez y quedo literalmente anonadado ante la inabarcable magnitud de su  existencia. Un dato me impresiona de entrada. Blasco no llegó a cumplir los sesenta y un años. Yo acabo de cumplir los sesenta. Si me da por comparar…

En un muy interesante y recomendable artículo, publicado por María Jesús Espinosa de los Monteros con el título Las siete vidas de Vicente Blasco Ibáñez en la revista Jot Down, se dice de nuestro autor que en una vida vivió siete, como si de un gatuno Micifuz se tratara. Literalmente escribe: El valenciano agotó en una sola existencia siete vidas poderosas y revolucionarias, intensas e insólitas: político, duelista, masón, novelista, viajero, periodista y guionista de Hollywood. Y lo curioso es que tras  la lectura de este y de otros artículos nos acabamos preguntando por qué reduce a siete el número cuando, sin duda, fueron muchas más las facetas de este gran hombre. Sigue leyendo