Archivo de la etiqueta: Patriarcado

Otra vez 8 de Marzo (I)

Asistimos una vez más, como cada año cuando se aproxima el 8 de marzo, a una serie de celebraciones, actos institucionales, programaciones especiales de radio y televisión, charlas, conferencias, ciclos de cine, etc., etc. Y, menos en el ágora que en la intimidad del oikós, sabemos que a nuestro alrededor hay quién se pregunta si hay que recordar una vez al año la necesidad de seguir luchando por los derechos de las mujeres o incluso si esa necesidad existe.

Comenzaremos afirmando que la conmemoración del 8 de marzo, más allá de la importancia de hacer visible el camino que nos ha llevado a una situación infinitamente mejor que la que vivieron nuestras abuelas o nuestras madres, sigue siendo estrictamente indispensable.

No solo porque apenas si se ha dado el primer paso de ese camino hacia la emancipación de la mujer en muchos lugares del mundo, sino porque es fácil caer en la trampa de pensar que el feminismo es un movimiento obsoleto, que la de los derechos de las mujeres es una batalla ganada, que la igualdad real es un hecho. Si el mayor truco del diablo es hacer creer a los humanos que no existe (Sospechosos habituales, 1995), el mayor truco del hombre (sea consciente de ello o no) es hacerle creer a la mujer que es libre y que la sabe su igual.

Me atrevo con este artículo, aun a sabiendas de que la trampa del “¿por qué creéis que esto es necesario?” o del mucho menos sutil“ ¿qué más queréis?” hace que lleguemos a dosificar la constatación de actitudes machistas invisibles o a restringir el uso de términos como androcentrismo, patriarcado, empoderamiento o sororidad. images3 Sigue leyendo

Anuncios

Las mujeres en la publicidad

Un enlace a una serie de ingeniosos y divertidos anuncios (¿hace falta entrecomillar los adjetivos?) en los que los gurús de la publicidad estadounidense de los 50 y 60,  sacerdotes del consumismo -aquella nueva religión que todos seguimos practicamos con fervor-, hicieron maravillosamente su trabajo.

La sociedad capitalista perpetúa y expande los estereotipos de género poniéndolos de limpio e iluminando prometedoras sonrisas femeninas.

Tampoco es que hayan cambiado tanto las cosas: un poquito de corrección política por aquí, un guiño condescendiente por allá…¡Y todo el mundo satisfecho! ¿O no?

Publicidad sexista